Utilizamos cookies para analizar tu navegacion. Si continuas navegando entendemos que aceptas su uso, más información
titulo viajepornepal
Ir a INICIO
Consejos varios
Celebraciones
Gastronomía
Historia
Pasos Fronterizos
Trekkings
Cultura
Geografia
Demografía
Fotos
Zonas Protegidas
VALLE DE KATHMANDU
Swayambunath
Pashupatinath
Boudhanath
Budha nilkantha
Patan
Bhaktapur
Changu narayan
Kirtipur
Nagarkot
Dhulikhel
Panauti
Dakshinkali
Pueblo Newar
- Introducción
- Datos prácticos
- Fotos...y más
OTROS LUGARES
DE INTERÉS
Bandipur
Namo buda
Lumbini
Parque del Chitwan
Tansen
Janakpur
Tengboche
 


MAL DE ALTURA

CONSEJOS
Consejos Varios
Botiquín de viaje
Seguro de viaje
Clima - Cuando Ir
Como desplazarse
Mal de altura

 

El mal de altura, también conocido como mal de Montaña o soroche, es un efecto patológico que ocurre en altitudes altas, afecta a los humanos y es causado por la exposición a baja concentración de oxígeno en el aire en altitudes altas. Sus efectos suelen producirse con frecuencia por encima de los 2.400 metros de altitud. Puede presentarse como un conjunto de síntomas no específicos que pueden se semejantes a una gripe, un envenenamiento por monóxido de carbono o una resaca. Es difícil determinar quien se verá afectado por el mal de altura, ya que no existen factores específicos que se relacionen con la susceptibilidad al mal de altura. Sin embargo, la mayoría de la gente puede ascender hasta los 2.400 metros sin dificultad.

Un mal de altura agudo puede progresar a un edema pulmonar o a un edema cerebral, los cuales son potencialmente mortales.

El mal de altura crónico, conocido también como enfermedad de Monge, es una condición diferente que sólo se produce después de la exposición prolongada en una altitud alta.


Cartel aconsejando precaución por avalanchas y recordando el peligro del mal de altura, a más de 4.000 metros de altura en Annapurna, enero 2006, Oliver Whiteside


Causas

El porcentaje de oxígeno en el aire, un 21% se mantiene casi inalterable hasta los 21.000 metros de altura. La velocidad de las partículas de nitrógeno y oxígeno son muy similares, y por lo tanto no ocurre ningún cambio en la proporción de oxígeno y nitrógeno. Sin embargo, es la densidad del aire en sí, el número de moléculas (tanto de oxígeno como de nitrógeno) en un determinado nivel, las que disminuyen a medida que aumenta la altitud. Por lo tanto, la cantidad disponible de oxígeno para mantener el estado de alerta tanto física como mentalmente disminuye a partir de los 3.000 metros de altitud.

La deshidratación debido a la mayor tasa de pérdida de vapor de agua de los pulmones en las altitudes altas puede contribuir a los síntomas de mal de altura.
El ritmo de ascenso, la altitud alcanzada, la cantidad de actividad física a gran altura, así como la susceptibilidad individual son factores que contribuyen al inicio y la gravedad de la enfermedad de altura.

Por lo general, el mal de altura se produce después de un ascenso rápido pudiéndose prevenir ascendiendo de manera lenta. En la mayoría de los casos los síntomas son temporales y por lo general disminuyen cuando se produce una aclimatación a la altura. Sin embargo, en casos extremos, el mal de altura puede ser fatal.


Ciertas definiciones

Altitud alta entre los 1.500 y 3.500 metros. La aparición de los efectos fisiológicos de la presión de inspiración de oxígeno incluye una disminución del rendimiento de ejercicio y una mayor ventilación. Existe una discapacidad en el transporte del oxígeno arterial (la saturación arterial del oxígeno en sangre está a menos del 90%), y la presión arterial en oxígeno está significativamente disminuido. Debido a la gran cantidad de personas que ascienden rápidamente a altitudes entre 2.400 y 3.500 metros, el mal de altura es común en estos recorridos.

Altitud muy alta entre 3.500 y 5.500 metros. La saturación de oxígeno en sangre baja por debajo del 90%. La hipoxia extrema, la deficiencia extrema de oxígeno en sangre, puede ocurrir durante el ejercicio, durante el sueño, y en grandes altitudes bajo condiciones de edemas pulmonares u otros trastornos pulmonares. El mal de altura severo suele presentarse con mayor frecuencia en estas altitudes.


Mal de altura, sus síntomas son las nausias,
dolor de cabeza y fatiga. Se aconseja beber mucha agua, noviembre 2007, Andrea Weckerle

Altitud extrema por encima de los 5.500 metros. Son características en las altitudes extremas la marcada hipoxia (deficiencia de oxígeno en sangre), la hipocapnia (disminución de dióxido de carbono disuelto en el plasma sanguíneo surgido usualmente como resultado de una respiración rápida o hiperventilación) y el alcalosis (aumento de alcalinidad de los fluidos del cuerpo y siendo los pulmones y los riñones los que regulan el estado ácido del cuerpo, la disminución en el nivel de dióxido de carbono o el aumento del nivel de bicarbonato son las causas directas de este fenómeno). En consecuencia no hay poblaciones habitadas permanentemente a partir de los 5.500 metros de altitud.

Es necesario un periodo de aclimatación cuando se ascienden a altitudes extremas. Una subida precipitada sin oxígeno suplementario presupone un mal de altura grave.

Signos y síntomas

Las personas tiene diferentes susceptibilidades al mal de altura, y para algunas de ellas y siendo sanas, el mal de altura agudo puede comenzar a aparecer alrededor de los 2.000 metros sobre el nivel del mar, como ocurre en muchas estaciones de esquí de montaña.

Éste es el mal de altura más frecuente. A menudo los síntomas se manifiestan de seis a diez horas después del ascenso, y desaparecen generalmente en uno o dos días, aunque en ocasiones se convierten en graves.

Como síntomas podemos destacar el dolor de cabeza, la fatiga, malestar estomacal, mareos y trastorno en el sueño. El esfuerzo físico suele agravar los síntomas.


Señal que informa sobre el peligro del mal de altura y sus síntomas

Síntomas primarios

El dolor de cabeza es el síntoma principal que se utiliza para diagnosticar el mar de altura, a pesar de que un dolor de cabeza es también síntoma de deshidratación. El dolor de cabeza ocurre a una altitud superior a los 2.400 metros, combinado con uno o dos de los siguientes síntomas:

Falta de apetito, náuseas o vómitos.
Fatiga o debilidad.
Mareos o aturdimiento.
Insomnio.
Parestesia, pérdida de sensibilidad, pérdida de sensaciones, sensación de hormigueo y entumecimiento.
Dificultad para respirar cuando se hace algún esfuerzo.
Hemorragia nasal.
Pulso rápido persistente.
Somnolencia.
Malestar general.
Edema periférico (hinchazón de manos, pies y cara).

Síntomas severos

Los síntomas que pueden indicar un mal de altura mortal incluyen:

Edema pulmonar (líquido en los pulmones)

Síntomas similares a la bronquitis.
Tos seca persistente.
Fiebre.
Dificultad para respirar incluso en reposo

Edema cerebral (hinchazón del cerebro)

Dolor de cabeza que no responde a los analgésicos.
Andar inestable.
Pérdida gradual de la conciencia.
Aumento de nauseas.
Hemorragia de la retina.

Los síntomas más graves de la enfermedad de altura surgen con el edema (acumulación de fluidos en los tejidos del cuerpo). A gran altura, los humanos pueden tener un edema pulmonar o un edema cerebral. La causa fisiológica del edema de altitud no está establecida de manera concluyente. Actualmente se cree, sin embargo, que el edema cerebral es causado por la vasodilatación local de los vasos sanguíneos cerebrales en respuesta a la hipoxia (deficiencia de oxígeno), lo que resulta un mayor flujo sanguíneo, y en consecuencia mayores presiones capilares.


Caminar despacio para evitar el mal de altura,
julio 2006, Alvin Smith

Por otro lado, el edema pulmonar puede ser debido a la vasoconstricción (estrechamiento de los vasos sanguíneos) en la circulación pulmonar (normalmente como respuesta a los desajustes en la ventilación). Aquellos que sufren de edema cerebral, el dexamethasome puede proporcionar un alivio temporal de los síntomas, con el fin de seguir descendiendo por sus propios medios.

El edema pulmonar progresa muy rápido y a menudo es mortal. Los síntomas incluyen la fatiga, dificultad respiratoria en reposo, tos que inicialmente es seca pero que puede progresar a producir esputos rosados o espumosos. Descender a altitudes más bajas alivia los síntomas.

El edema cerebral es una afección potencialmente mortal que puede provocar el coma o la muerte. Los síntomas incluyen el dolor de cabeza, la fatiga, deterioro visual, disfunción de la vejiga, disfunción intestinal, pérdida de coordinación, parálisis de un lado del cuerpo y confusión. Descender a altitudes más bajas puede salvar a los afectados por edema cerebral.

 

PREVENCIÓN

La mejor manera para evitar el mal de altura es ascender lentamente. Para reducir los síntomas de debe evitar en las primeras 24 horas las actividades extenuantes como el esquí o el senderismo. Ya que el alcohol tiende a causar la deshidratación, se debe evitar el consumo de alcohol durante las primeras 24 horas a una altitud alta.

Aclimatación

La aclimatación a la altura es el proceso de adaptación a la disminución de los niveles de oxígeno en elevaciones altas, a fin de evitar el mal de altura. Aproximadamente por encima de los 3.000 metros, la mayoría de los escaladores o senderistas llegan a ciertas altitudes y bajan a altitudes más bajas para dormir. Para los escaladores de alta montaña, un régimen de aclimatación típico podría ser el permanecer unos días en el campamento base, subir a un campo más alto (poco a poco), y luego regresar al campamento base. Entonces una subida posterior al campamento más alto incluye una noche de estancia allí. Este proceso se repite un par de veces, extendiendo el tiempo de permanencia en las altitudes altas para permitir que el cuerpo se ajuste al nivel de oxígeno allí, un proceso que implica la producción de nuevos glóbulos rojos.

Una vez que el escalador se ha aclimatado a una cierta altitud, el proceso se repite con campamentos situados a alturas progresivamente más altas. La regla general es no subir más de 300 metros por día para dormir. Es decir, uno puede subir desde los 3.000 metros hasta los 4.500 metros en un día, pero debería descender a los 3.300 metros para descansar. Este proceso no puede acelerarse de manera segura, y es por ello que los escaladores necesitan pasar unos días (incluso semanas) para aclimatarse antes de intentar escalar un pico alto.


Campamento Base del Everest,
octubre 2006, onthego tours


Tratamiento médico

El medicamento acetazolamide puede ayudar a algunas personas que hacen un ascenso rápido para dormir a una altitud sobre los 2.700 metros, y también puede ser eficaz si comienza un mal de altura precoz. El Centro Médico del Campo Base del Everest advierte contra el uso rutinario de este medicamento como sustituto a un ascenso razonable, excepto cuando el ascenso rápido es producido por un vuelo en avión que toma altitudes altas debido a consideraciones del terreno. El Centro sugiere una dosis de 125-250 mg dos veces al día para la profilaxis, prevención, comenzando 24 horas antes del ascenso hasta unos días después en la mayor altitud o en el descenso, y con una dosis de 250 mg dos veces al día para el tratamiento del mal de altura. Un efecto secundario no deseado de la acetazolamide es la reducción en el rendimiento aeróbico.

Durante siglos, los pueblos indígenas de América, como los Aymaras del altiplano, han masticado hojas de coca para tratar de aliviar los síntomas del mal de altura leve. En la medicina tradicional china y tibetana, el extracto del tejido de raíz de Radix rhodiola se toma a menudo para evitar los mismos síntomas.

Enriquecimiento de oxígeno

En condiciones de gran altitud, el enriquecimiento de oxígeno puede contrarrestar los efectos de la hipoxia en el mal de altura. Una pequeña cantidad de oxígeno suplementario reduce la altitud equivalente en habitaciones de clima controlado. A 3.400 metros de altura, la elevación del nivel de concentración de oxígeno en un 5% a través de un concentrador de oxígeno y un sistema de ventilación produce una altitud efectiva de 3.000 metros de altura.

Otros métodos

El aumento de la ingesta de agua también puede ayudar en la aclimatación, ya que se reponen los líquidos perdidos a través de la respiración pesada o el aire seco encontrado en la altura, aunque el consumo de grandes cantidades (sobre-hidratación) no tiene beneficios y puede causar graves daños.


Tratamiento

El único tratamiento fiable y, en muchos casos, la única opción disponible es realizar el descenso. Los intentos de tratar o estabilizar al paciente en el lugar a gran altitud es peligroso, a menos que esté muy controlado y con buenas instalaciones médicas. Sin embargo, los siguientes tratamientos se han utilizado cuando la localización del paciente y sus circunstancias lo han permitido:

El oxígeno puede ser utilizado para los casos leves o moderados de mal de altura por debajo de los 3.700 metros de altitud, y es comúnmente proporcionado por los médicos de las estaciones de montaña. Los síntomas disminuyen en unas 12 a 36 horas sin necesidad de descender.

Mándanos un Mensaje
¿Tienes información que podemos añadir en esta página? Mándanos un mensaje

Nombre

Mensaje

Para los casos más serios de mal de altura, o cuando un descenso rápido es impracticable, una bolsa Gamow, una cámara hiperbárica de plástico portátil con una bomba de pie, puede reducir los efectos de la altitud efectiva hasta 1.500 metros. La bolsa Gamow generalmente se utiliza sólo como una ayuda para evacuar a los pacientes con mal de altura severo, y no para tratar a paciente en zonas altas.
Uso de Acetazolamide para ayudar a la aclimatación a la altura. Un estudio realizado por el Proyecto de Investigación Médica de Denali concluyó: “En casos establecidos de mal de montaña agudo, el tratamiento con acetazolamida alivia los síntomas, mejora la oxigenación arterial y previene el deterioro adicional de intercambio de gas pulmonar”.
Se pueden usar remedios populares para el mal de altura como los utilizados en Ecuador, Perú o Bolivia con el té hecho de planta de coca.
Otros tratamientos incluyen esteroides inyectables para reducir el edema pulmonar, algo con lo que se puede ganar tiempo para descender aunque sólo trata el síntoma, no tratándose de un tratamiento para el subyacente mal de altura.

 

COMENTARIOS

 

Viajar significa respetar los lugares que visitas, sus gentes, así como adaptarte a sus costumbres y gastar el dinero de una manera justa para sus lugareños
Creative Commons License Copyright © 2017 www.viajepornepal.com. Esta obra tiene contenidos que están bajo una licencia de Creative Commons. Para más información leer las condiciones de uso
escribeme a: info@viajepornepal.com